Vender una casa a un comprador por primera vez no es nada comparado con  lo que se necesita para vender una propiedad de inversión. El ciclo de compra de una casa para vivienda es siempre el mismo, o al menos similar. El comprador lo contacta a usted buscando una casa para vivir. Afortunadamente, si los dos tienen una buena experiencia juntos, lo volverá a contactar después de dos o tres años para vender la primera casa y comprar una más grande. Por supuesto, siempre existe el boca en boca que le traerá algún que otro cliente más. Pero eso es todo, hasta ahí llegan las ganancias.

 

Usted no podrá obtener un beneficio importante, al menos no en comparación, al vender una propiedad para vivienda. Vender una propiedad de inversión podría llevarlo a usted como realtor, a un nivel completamente nuevo. Un inversor puede comprar varias veces al mismo agente inmobiliario y, por supuesto, también recomendarlo a otros inversores. Que usted ayude a obtener el mejor beneficio a este tipo de clientes lo convertirá en un aliado en quien ellos pueden confiar. Entonces, ¿cómo puede acercarse a este tipo de compradores? Pues sí, en caso de que se lo esté preguntando, es usted quien debe acercarse a ellos, con una planificación estratégica.

 

Alcanzando a inversores inmobiliarios

 

Para saber mejor cómo acercarse a inversores, debe tener una visión clara de quiénes son. Y es que existen varios tipos de inversores inmobiliarios comerciales.

 

  • Hay quienes ni siquiera han pensado en invertir todavía. En este caso su enfoque será sobre por qué invertir y en qué tipo de propiedades pueden invertir sus clientes.
  • Hay quienes han pensado en invertir, pero tienen miedo o aún no lo han decidido. Su enfoque en este caso los ayudará brindando seguridad y respuestas a sus dudas.
  • Hay inversores expertos a los que podrá dirigirse directamente por su nombre. En este caso, el enfoque debe centrarse en ser un aliado, cuidar el presupuesto y los beneficios de sus inversores, evaluándolos con un vasto conocimiento del mercado.

 

Ahora que tiene en mente a qué tipo de inversores podría apuntar, ¿cuál es el siguiente paso?

 

3 claves para que los agentes inmobiliarios vendan más propiedades de inversión

 

  • Comience conversaciones valiosas. No se limite a contactarlos para decir feliz cumpleaños o feliz 4 de julio. Pregúnteles sobre sus preocupaciones y escuche. Escuche y brinde respuestas adecuadas y sabias como agente inmobiliario profesional. Aconséjelos sobre los mejores momentos para comprar o vender, sobre los beneficios fiscales, sobre las oportunidades disponibles para ellos.
  • Ayude a sus inversores a definir un presupuesto. Pregúnteles sobre el tamaño de las inversiones, el capital, sus objetivos principales. ¿Están dispuestos a ampliar su cartera? ¿Están buscando un ingreso extra? ¿Tienen otras propiedades inmobiliarias en este momento? Conéctelos con prestamistas expertos para que obtengan más poder de negociación y acceso a mejores inversiones.
  • Proporcione un análisis de inversión. Sobre todo si sus clientes tienen miedo de invertir por primera vez, muestre alguna iniciativa y verifique el precio de alquiler anterior de la propiedad, compárelo con otros similares, muéstreles las matemáticas que ha hecho.

 

Una vez que sus inversores inmobiliarios ya sean de confianza y estén dispuestos a comenzar, proporcione un valor añadido adicional contactándolos con los que usted reconoce como los mejores en el mercado. Sus clientes deben tener acceso al mejor proveedor, al mejor prestamista, incluso a la mejor persona de mantenimiento o experto en impuestos. Ofrezca a los inversores un servicio de primer nivel y se convertirá en un agente de bienes raíces de primer nivel mientras aumenta su cartera y sus ventas.